Si no encuentras tu receta de cocina búscala aquí...

Arroz Tapado Pasta fresca con salsa de quesos.
Un plato de pasta fácil de preparar y con un resultado excelente.

Macedonia-roja Atollado de toyo.
La rica carne de toyo ahumado nos sirve para este arroz atollado.

Tamales de TolimaBolas de queso y jamón. Excelente aperitivo a base de queso, arándanos jamón y maiz tostado (quicos).

Si fuiste capaz de preparar un sabroso y aceitoso huevo frito serás capaz de superar esta otra prueba. Se trata de un plato simple, muy versátil y que puede salvarte una cena ligera. Como ves estamos comenzando con recetas de cocina fáciles, sin complicaciones pero que pueden solucionarte el menu para una cena ligera.

La tortilla francesa solo tiene un ingrediente básico: el huevo, bueno pro supuesto un poco de aceite y sal. Existen variaciones y aderezos que la enriquecen y te permitirá crear una peuqeña carta de tortillas francesas de autor.

Solo necesitas una sartén no muy grande (20-28cm), una cuchara de madera, una taza y unas varillas (o un tenedor). Como ves las herramientas sin muy simples.

Lo primero poner una cucharadita de aceite en la sartén. En esta ocasión no se trata de freir, la misión del aceite es básicamente que el huevo no se pegue a la sartén, y darle un toquecito de grasa. Si ves que se te rompe la tortilla y se peqga, pues la próxima vez pones un poco más. No enciendas aún el fuego, evitemos que se queme el aceite.

El huevo en esta receta no va entero, sino batido, muy bien batido si quieres que te queda esponjosa. Así que prepara un recipiente amplio (una taza), rompe el huevo con un golpe seco en su borde y con las dos manos ábrelo para que su contenido caiga sobre la taza. Puedes usar un para de huevos.

Ve calentando el aceite, usa fuego medio.

Ahora coge unas varillas de cocina (o un tenedor) y agita enérgicamente el huevo en la taza para mezclar clara con yema y que el aire entre en la mezcla para lograr que se esponge. Al final añade un pellizco de sal. O....

Echa el huevo en un bote de cristal (de los de conserva por ejemplo), tápalo y agitas enérgicamente. Te quedará batido in manchar nada absolutamente. Solo denes asegurarte de que el bote está bien limpio.

Ahora deposita este huevo bien batido en la sartén y con una cuchara de madera (evitarás rayar la sartén) remueve ligeramente. Espera unos segundo, verás que el huevo va cuajando, cuando esté ciuajado dóbla la tortilla con ayuda de la cuchara de madera. Dále la vuelta y deja que se dore ligeramente. No debe quedar cruda por dentro ni tampoco reseca.

Ya solo queda poenrla en el plato y degustar tu creación.

Este palto admite muchos variantes: añadirle jamón picadito, bacalao seco, camarones, cebolla, finas hierbas.... Tu imaginación es el límite.

 

 

  mas posts de cocina