Desayunos

Desayuos saludables¿Quieres conmenzar el día pleno de energía o prefieres que a media mañana te fallen las fuerzas? Pues es fácil: un buen desayuno es un buen día. Desde ue cenas hasta que te levantas el cuerpo no ingiere nada y consume energía. Es necesario reponer esa energía, pero hay que hacerlo bien. Nada de café, un pastelito o un trozo de pan y a toda prisa porque no llego el trabajo o a la escuela. El desayuno es una comida y toda comida requiere su tiempo. Es mejor ponerse en camino bien despierto que con los ojos aún medio cerrados.

¿Qué alimentos deben formar esa primera comida del día?

Cereales, lácteos, fruta y grasa. La forma que tengan es donde podemos variar y diversificar para no hacer una comida repetitiva y aburrida.

  • Cereales: pueden ser los típicos con leche, o pan tostado (mejor integral)
  • Lácteos: La leche con los cereales, o queso, o leche con café y queso. Un vaso de leche. Yogur
  • Fruta: una par de piezas o un buen vaso de zumo o un batido, alternar o mejor combinar.
  • Grasas: pues sí, el cuerpo necesita combustible puede ser mantequilla, margarina o un rico aceite de oliva sobre una tostada con algo de sal.
  • Estimulantes: no viene mal un buen café o té, elige el que menos despierte tus nervios.

Como vemos algo tan simple como un desayuno deja espacio a la creatividad y a la variedad, por si no te van las rutinas.

Usa tu imaginación y adaptalo a tus gustos, pero procura que no falten alimentos de todos estos grupos y trata de ir con la temporada: no busques tomates en diciembre o naranjas en pleno agosto. Siempre hay alguna fruta de temporada para un buen zumo o un buen batido. Y ni que decir tiene: huye de los productos "naturales y recien hechos" que salen de una fábrica y llevan algunos días en una estantería de supermercado.

Y recuerda no desayunar no adelgaza, al parecer es el efecto es el contrario. Para los estudiantes un desayuno equilibrado mejora los resultados, en cerebro despierto es la mejor herramienta para enfrentarse al profe.

No tengo tiempo!!

Es difícil despegarse de unas sábanas acogedoras y a veces saltamos de la cama con el tiempo justo para engullir todos estos alimentos casi sin masticar y con el estrés de que vamos tarde.

No. El desayuno es una comida que hay que degustar, el ingrediente que nunca debe aparecer en un buen desayuno es ... la prisa.

  • Nada de desayunar de pie junto a la mesa de la cocina
  • Nada de desayunar mirando el reloj
  • Nada de tragar casi sin masticar

El desayuno se debe tomar sentado, relajado, con su tiempo. Si te organizas verás que puedes dejar casi todo listo la noche anterior. Unos quince minutos son suficientes para degustar un desayuno sabroso y adecuado a nuestra actividad diaria. Un tiempo que dedicaremos a relajarnos y a poner buena cara el dia que se nos presenta por delante, se en el trabajo o en la escuela.