Aguacates rellenos de pollo 

Ingredientes   para 4 raciones 

  • 4 Aguacates
  • 450 g Pechuga de pollo
  • 25g Mantequilla
  • 2 Cucharadas de harina
  • 1 Cucharones de caldo de pollo
  • 4 Cucharadas de nata líquida
  • 1 Cucharadita de brandy
  • 2 Cucharadas de queso parmesano rallado
  • Sal y pimentón

PreparaciónPreparación de la receta

Limpie bien los aguacates frotándolos ligeramente, por la parte externa, con una servilleta húmeda; córtelos por la mitad en sentido longitudinal y, con la ayuda de un cuchillo afilado y de una cuchara, retire con delicadeza la pulpa, dejando las cáscaras vacías y finas. Pase los trozos de pulpa por el pasapurés, vierta el puré obtenido en el cuenco y añada una cucharadita de brandy. Derrita en la cacerola la mantequilla (reservando una pizca), añada la harina, retirando un instante el recipiente del fuego, remueva rápidamente con una cuchara de madera e incorpore, poco a poco, el caldo de pollo caliente. Continúe cocinando a fuego moderado y sin dejar de remover, hasta que la salsa adquiera una consistencia espesa y homogénea, sazone con sal y retírela del fuego; añada una cucharada de queso parmesano rallado, la nata líquida, la pulpa de los aguacates previamente triturada, mezcle enérgicamente, y por último agregue cuidadosamente las pechugas de pollo cocidas y cortadas en juliana. Reparta la preparación en las mitades de los aguacates, poniendo el máximo de relleno en el centro de los medios frutos, de manera que forme un ligero «montículo». Espolvoree la superficie de los aguacates rellenados con el queso parmesano restante mezclado con una pizca de pimentón, colóquelos en una fuente refractaria untada con la mantequilla reservada e introdúzcalos en el horno previamente calentado a 220 °C durante unos 15 minutos. Sírvalos inmediatamente. Consejos: Recuerde que la salsa debe tener la densidad adecuada (ni excesivamente espesa ni demasiado líquida) de manera que queden perfectamente ligados los distintos ingredientes.