Si no encuentras tu receta de cocina búscala aquí...

Bolitas de mortadela en salsa Bolitas de mortadela en salsa
Triturar la mortadela y el pan rallado. Luego agregar los huevos batidos, la sal, la pimie...

Bondiola a la cerveza negra Bondiola a la cerveza negra
La bondiola es un corte de cerdo argentino que corresponde al pescuezo del animal, tras la...

Arroz con longaniza y queso Arroz con longaniza y queso
Se rehoga la cebolla picada con el ajo en aceite caliente, se agrega el achiote y la longa...

Al parecer hacía ya tiempo que se venía consumiendo comida metida entre dos panes, pero el nacimiento oficial del sandwich se fija en el siglo XVII (1762 si quieres exactitud), fruto de una afición desmesurada por el juego de naipes.

Según cuentan el IV conde de Sandwich, el británico John Montagu, era un individuo bastante aficionado al juego de cartas. Al parecer en una  ocasión se embarcó en una larga partida de 24 horas y no era cuestión de interrumpir el juego para la comida, así que le dijo a su cocinero que le preparar algo para comer con una sola mano. Así ni interrumpía el juego ni se manchaba siquiera. Le pidió que pusiera tocino, huevo y mantequilla entre dos lonchas de pan.

Aquello funcionó y su consumo creció y creció. Desde entonces este plato pionero de la comida rápida se extendió en la poco exigente cocina inglesa, de donde salió para conquistar el mundo.

Y es que el sandwich es fácil y rápido de preparar y sumamente versátil. Si bien aquel primer sandwich preparado para el conde inglés se podía comer con una mano, actualmente hay sandwiches que necesitan ambas manos e incluso cubierto.

¿Y como preparar un buen sandwidh? Lo primero de todo con un buen pan. Aunque el primer sandwidh parece ser que se preparó con un una especie de pan de pita (pan egipcio), tradicionalmente el pan utilizado es un pan de molde, blanco y suave. Se puede usar crudo o tostado. Actualmente la enorme variedad de panes ha enriquecido la materia prima y también es perfecto el pan de centeno o el pan integral, con o sin semillas.

Realmente cualquier buen pan es perfecto para preparar un buen sandwich, insisto: un buen pan, nada de esas masas precocidas que se termina de hacer en el horno eléctrico. Eso no vale. Al preparar el sandwich las rebanadas deben quedar ser miga, sin corteza por encima (la lateral no importa), si usas corteza estás preparando un bocadillo.

Ya tenemos el pan y ¿que le ponemos dentro? Pues imaginación, casi cualquier relleno seco es aceptable, sandwich de sopa mas bien no. Quizás uno de los snadwich más famoso sea el Sandwich Club:

Es un sandwich de doble altura. Se necesitan tres rebanadas de pan tostado. Se untan por dentro con mayonesa. En medio se pone carne de pavo, panceta pasada por la sartén, queso en lonchas, hojas de lechuga bien picadas y tomate en rebanadas.

Pero para sandwich simple, rápido y sabroso el humilde sandwidh mixto. Puede ser celestial.

Coje un par de rebanadas de pan de molde, blanco. Pon en su interior unas lonchas de un queso que se funda bien, cúbrelo con unas lonchas de jamón cocido. Tapa con la otra rebanada de pan. Untale un poquito de mantequilla por fuera, colócalo en la plancha y cúbrela para que se haga por dentro. Da la vuelta al sandciwh con cuidado para que se hagan las dos caras por igual. Y en un dos minutos tienes un delicioso sandwich mixto.
.

 

Sandwich club, mixto

mas posts de cocina      más de cocina básica         Contactar
Hay muchos más ¿tienes alguna idea para compartir? Envíala