Empanadillas de queso y bechamel 

Ingredientes   para 4 raciones 

  • 150 g Queso fresco
  • 1 Taza de salsa bechamel
  • 1 Taza de harina
  • 1 Taza de harina de maíz
  • 2 Huevos
  • 2 Cucharadas de aceite de oliva
  • 1 Cucharada de levadura en polvo
  • 2 Cucharadas de perejil finamente picado
  • 30 g de Mantequilla
  • 1 Cucharadita de sal

PreparaciónPreparación de la receta

Vierta, en forma de volcán, sobre una superficie de trabajo, la harina de trigo y la harina de maíz, añada la media cucharada de levadura en polvo, una cucharadita de sal y un huevo, amase ligeramente con las manos e incorpore el huevo restante y las dos cucharadas de aceite. Continúe amasando hasta obtener una masa con una consistencia suave y homogénea, añadiendo, si fuese necesario, un poco de agua. Extienda la masa con un rodillo, de manera que forme dos láminas finísimas, córtelas, con ayuda de un vaso (o de cualquier otro objeto de base circular), en discos de unos 10 centímetros de diámetro y colóquelos sobre un paño ligeramente enharinado. Ponga en un cuenco el queso y tritúrelo con un tenedor; añada la salsa bechamel , trabaje bien estos dos ingredientes con una cuchara de madera y agregue el perejil. Remueva cuidadosamente y distribuya este relleno sobre los discos de masa. Doble los discos en dos y presione los bordes para que se peguen bien. Unte abundantemente con mantequilla la cazuela y coloque encima las empanadillas, distribuyendo por la superficie el resto de la mantequilla en copitos. Introdúzcalo en el horno previamente calentado a 130 °C durante unos 25 minutos, o hasta que la masa esté dorada y bien cocida. Sírvalas, si lo desea, acompañadas de una ensalada.